Angeles de la eternidad.

“Lagrimas q nunca cesan y heridas que nunca sanan, corazón que nunca deja de latir sus nombres”





Esa tarde del 21 de febrero de 2008, quedo enlutada la sierra merideña al despedirse de este mundo 46 pasajeros que acompañaron a nuestros hijos Samer  y Nauras quienes sus ojos vieron la luz de la eternidad.  No hubo un último adiós porque ellos no sabían de su partida... Fueron mandados por tan poco tiempo y es que cien años no será suficiente para decir adiós a quien se ama.

 


Hace cinco años elevaron sus almas nuestros amados ángeles,  hoy con gran nostalgia recordamos esa triste despedida hacia la eternidad; Samer  y Nauras para quienes los amamos siempre estarán vivos por qué no muere el que se va sino el que se olvida, ustedes siempre están en nuestro corazones y  jamás los olvidaremos.
Ustedes son nuestros maestros llenos de ejemplo, que nos vinieron a visitar, que corta fue la vida y que gran enseñanza nos han de dejar.

Siempre vivirán en nuestros corazones, hoy más que nunca los recordamos ángeles de la eternidad que nunca se han de separar, SAMER Y NAURAS

 
JAMAS LOS OLVIDAREMOS
+ 21 FEB 2008
 
Usted es el 11341 visitantes Gracias!!!
Este sitio web fue creado de forma gratuita con PaginaWebGratis.es. ¿Quieres también tu sitio web propio?
Registrarse gratis